La clave de la prevención de enfermedades en siglo XXI está en la nutrición

El licopeno, un pigmento vegetal, soluble en grasas, que aporta el color característico de las frutas y las verduras que lo contienen, ha sido objeto de estudio de recientes investigaciones. Si sus propiedades antioxidantes son conocidas en el ámbito científico desde hace tiempo, ahora un estudio del Departamento de Dermatología de la Universidad de Manchester confirma que el licopeno protege la piel de los daños derivados de la radicación solar. Una conclusión que puede reforzar la aceptación de los carotenoides, entre los que se encuentra el licopeno, como elementos altamente recomendables para la prevención de enfermedades dérmicas.

Sin embargo las propiedades del licopeno, presente en los tomates, no se reducen a los beneficios para la salud de la piel, sino que son ampliables a la prevención y tratamiento de patologías cardiovasculares. “Algunos autores han indicado el papel protector del licopeno al limitar el daño en el miocardio tras una isquemia y repercusión”, explicó la Dr. Ana Belén López Jaén, investigadora del Departamento de Pediatría, Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Valencia, en las  XV Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, organizadas en Madrid por SPRIM, grupo global especializado en estrategia, innovación y marketing en salud y bienestar, y SEDCA .

La Dra. López Jaén expuso un estudio sobre el efecto del aceite de oliva virgen enriquecido con licopeno sobre marcadores de riesgo cardiovascular. El experimento se llevó  cabo en 85 individuos con hipercolesterolemia sin patología adicional ni tratamiento farmacológico, divididos en dos grupos. Ambos grupos suplementaron su dieta con 40ml diarios de aceite de oliva virgen; el primero, el grupo control, tomó aceite de oliva virgen convencional, mientras que el segundo utilizaría uno enriquecido con licopeno procedente del tomate. Tras un mes se observó una disminución de la concentración de las LDL oxidadas superior en el segundo grupo en comparación con la del grupo control. La investigadora afirmó que el aceite de oliva virgen enriquecido con licopeno “potencia la capacidad antioxidantes, lo que implica una disminución del estrés oxidativo y mejora parámetros de inflamación tras su ingestión, con lo cual podemos concluir que tras el consumo de aceite de oliva virgen enriquecido con licopeno se produce una disminución de algunos marcadores de riesgo cardiovascular.

Sumado al efecto cardiosaludable de los ácidos grasos monoinsaturados presentes en el aceite de oliva, los beneficios del licopeno hacen de este tipo de aceite enriquecido una de las opciones más saludables para complementar una dieta equilibrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: