La clave de la prevención de enfermedades en siglo XXI está en la nutrición

Una creencia bastante extendida es que el modificar nuestra dieta para asumir hábitos más saludables puede encarecer bastante el precio de la compra, lo cual supone un obstáculo más a la hora de modificar los patrones de alimentación aún cuando es necesario por motivos de salud. Según información del diario británico Pulse Today, un reciente estudio echa por tierra este mito.

En dicho estudio, que será publicado el próximo mes de enero en la revista British Journal of General Practice, los investigadores se basaron en los diarios de comidas de 13 con una edad media de 9,2 años y un IMC un 2% superior a la media para su edad. A partir de estos registros se elaboraron menús alternativos más saludables y lo acompañaron de un tres presupuestos: el correspondiente a un supermercado de descuento, a un supermercado de precio medio y un tercero con precios de tiendas independientes.

El menú original contenía un promedio de 221 calorías por encima de las recomendaciones diarias. Este menú se sustituyó por uno más saludable reemplazando los dulces por los frutos secos, los refrescos azucarados por leche semidesnatada, etc. La variación de precios de una dieta a otra fue mínima: si la compra se hacía en un supermercado de descuento, se pasaba de pagar de 2,48 £ (2,69 €) a 2,81 £ (3,37 €) diarias por los alimentos más sanos. El aumento de presupuesto fue de sólo 4p (0,04 €) en un supermercado de precio medio y de 17p (0.20 €) en tiendas independientes.

El estudio británico aporta una valiosa información al consumidor, preocupado tanto por la economía como por la nutrición y la prevención, algo que desde SPRIM, grupo global especializado en estrategia, innovación y marketing en salud y bienestar consideramos fundamental en épocas como ésta. Tal como apunta el el Dr. Julian Shield, pediatra endocrinólogo en el Hospital Real de Bristol: “el precio de los alimentos se cita frecuentemente como una razón para no abordar las conductas alimentarias en la consulta clínica, y este estudio demuestra que para muchos esto es una falsa percepción en lugar de un obstáculo real”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: