La clave de la prevención de enfermedades en siglo XXI está en la nutrición

Entradas etiquetadas como ‘Cáncer’

La vitamina D, ingrediente secreto para la longevidad

Los beneficios saludables de la vitamina D son conocidos desde hace tiempo. Varios estudios han demostrado su capacidad para conservar la masa ósea, las mejorías que su consumo conlleva en ciertas alteraciones metabólicas y en los trastornos dentales; otras investigaciones recientes señalan su valor en la prevención de distintos tipos de cáncer, de las enfermedades cardiovasculares y de la diabetes. Incluso se ha asociado la toma de dosis regulares de suplementos de vitamina D a una reducción general de la mortalidad.

Ahora la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que presta asesoramiento científico a los responsables políticos, ha confirmado la declaración positiva de las propiedades saludables relacionadas con la vitamina D en la nutrición humana y el riesgo de caída, tal y como informa Nutri-Facts, una iniciativa de DSM Nutritional Products Europe AG, que ofrece información científica. El documento de EFSA asegura que la ingesta de vitamina D en la dieta es beneficiosa, ya que contribuye a lo siguiente:

– Mantenimiento de huesos y dientes normales.
– Funcionamiento normal del sistema inmunitario y respuesta inflamatoria sana.
– Mantenimiento de la función muscular normal.
– Absorción/utilización normal de calcio y fósforo y mantenimiento de una concentración normal de calcio en sangre.
– División celular normal.

A pesar de que las conclusiones de los estudios antes mencionados no están exentas de controversia, las recientes declaraciones de la EFSA sirven para reafirmar la idea de que, desde el punto de vista de la nutrición y la prevención, un aporte suficiente de vitamina D es esencial para un envejecimiento saludable.

Este tema será tratado durante la Conferencia Nutrición en el paciente geriátrico. Vitamina D y Envejecimiento, impartida por el Dr. José Manuel Ribera Casado, Catedrático Emérito de la Universidad Complutense de Madrid, en las próximas XVI Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, que tendrán lugar el 14 y 15 de marzo de 2012 en Madrid, y que organizan SEDCA y SPRIM, grupo global especializado en estrategia, innovación y marketing en salud y bienestar.

Los perjuicios de un trabajo sedentario

Un estudio establece que permanecer en un trabajo sedentario puede aumentar a largo plazo el riesgo de algunas enfermedades crónicas.

Los investigadores estudiaron 918 casos y controlaron 1021 personas en el oeste de Australia en el período 2005-2007. Los datos recolectados se referían al estilo de vida, la actividad física y el historial laboral.

En comparación con los participantes que no tienen un trabajo sedentario, los participantes que pasaron 10 años o más en un trabajo sedentario tenían casi el doble de riesgo de sufrir cáncer de colon distal y un 44% más de riesgo de sufrir cáncer de recto.

Esta asociación fue independiente de la actividad física realizada durante el tiempo libre y se observó incluso entre los participantes más activos fuera del trabajo. Por lo tanto, la conclusión a partir de estos resultados es clara y sugieren que a largo plazo el trabajo sedentario puede aumentar el riesgo de cáncer de colon distal y recto.

El grupo de expertos en estrategias de innovación y marketing en salud y bienestar de SPRIM aconsejan a aquellas personas que desarrollan un trabajo del tipo sedentario, es decir, sentados en una silla delante de un ordenador unas 8 horas al día, que intenten comer de forma saludable y practicar buenos hábitos dentro y fuera de la oficina, como no fumar, limitar los excesos, hacer deporte y, sobre todo, optar por una forma de vida relajada y agradable con el fin de prevenir cualquier tipo de dolencia o enfermedad en un futuro.