La clave de la prevención de enfermedades en siglo XXI está en la nutrición

Entradas etiquetadas como ‘Osteoporosis’

La vitamina D, clave para nuestros huesos

Mantener unos huesos sanos y fuertes que permitan disfrutar de una óptima calidad de vida es una de las preocupaciones más frecuentes en la población. Es fundamental adoptar unos hábitos de vida saludables, que incluyan la realización de actividad física diaria y una dieta completa y equilibrada. Los nutrientes más importantes son el calcio y la vitamina D.

Aunque la población está muy concienciada con el consumo de calcio, y se preocupa por ingerir las cantidades recomendadas, no ocurre lo mismo con la vitamina D. Al ser una vitamina liposoluble está presente en una cantidad limitada de alimentos, y algunos de ellos son consumidos en una baja proporción. Por ejemplo, el pescado azul es rico en vitamina D, además de en otros muchos nutrientes beneficiosos, sin embargo su consumo en la población es muy bajo.

Los especialistas de SPRIM recuerdan que además de la dieta, la luz solar es otra fuente de vitamina D fundamental. En nuestra piel existe un precursor que en contacto con la luz solar y tras varias reacciones metabólicas se convierte en vitamina D activa.

El estilo de vida actual se caracteriza por horarios de trabajo muy largos y realización de actividades dentro de los hogares. Es muy importante que la población sea consciente de la importancia de la vitamina D y de la luz solar como fuente vitamínica. Por eso los expertos recomiendan exposiciones solares de media hora al día, siempre con protección, junto a una dieta equilibrada. En el mercado existen multitud de productos enriquecidos con esta vitamina que pueden ser grandes aliados en el cumplimiento de las recomendaciones.

Anuncios

La vitamina D, ingrediente secreto para la longevidad

Los beneficios saludables de la vitamina D son conocidos desde hace tiempo. Varios estudios han demostrado su capacidad para conservar la masa ósea, las mejorías que su consumo conlleva en ciertas alteraciones metabólicas y en los trastornos dentales; otras investigaciones recientes señalan su valor en la prevención de distintos tipos de cáncer, de las enfermedades cardiovasculares y de la diabetes. Incluso se ha asociado la toma de dosis regulares de suplementos de vitamina D a una reducción general de la mortalidad.

Ahora la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que presta asesoramiento científico a los responsables políticos, ha confirmado la declaración positiva de las propiedades saludables relacionadas con la vitamina D en la nutrición humana y el riesgo de caída, tal y como informa Nutri-Facts, una iniciativa de DSM Nutritional Products Europe AG, que ofrece información científica. El documento de EFSA asegura que la ingesta de vitamina D en la dieta es beneficiosa, ya que contribuye a lo siguiente:

– Mantenimiento de huesos y dientes normales.
– Funcionamiento normal del sistema inmunitario y respuesta inflamatoria sana.
– Mantenimiento de la función muscular normal.
– Absorción/utilización normal de calcio y fósforo y mantenimiento de una concentración normal de calcio en sangre.
– División celular normal.

A pesar de que las conclusiones de los estudios antes mencionados no están exentas de controversia, las recientes declaraciones de la EFSA sirven para reafirmar la idea de que, desde el punto de vista de la nutrición y la prevención, un aporte suficiente de vitamina D es esencial para un envejecimiento saludable.

Este tema será tratado durante la Conferencia Nutrición en el paciente geriátrico. Vitamina D y Envejecimiento, impartida por el Dr. José Manuel Ribera Casado, Catedrático Emérito de la Universidad Complutense de Madrid, en las próximas XVI Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, que tendrán lugar el 14 y 15 de marzo de 2012 en Madrid, y que organizan SEDCA y SPRIM, grupo global especializado en estrategia, innovación y marketing en salud y bienestar.

Investigaciones en torno a la leche para sumarle propiedades saludables

La Universidad de Murcia (UCAM), el Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC) y Central Lechera Asturiana colaboran con dos proyectos de investigación que tienen por objetivo disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas a través de la leche.

La finalidad del proyecto que desarrolla el ICCC es disminuir el colesterol en sangre para prevenir enfermedades cardiovasculares, mientras que el proyecto que está llevando a cabo la UCAM busca mejorar la absorción del calcio de la leche, para prevenir la osteoporosis y la osteopenia en la población.

Como dato, se calcula que en nuestro país hay 1,6 millones de mujeres y 438.000 hombres con osteoporosis. Además de 3,8 millones de mujeres y 2 millones de hombres con osteopenia. Motivos por el cual se puso en marcha el proyecto de la UCAM, liderado por el Dr. F. Javier López Román, coordinador de la Cátedra de Fisiología del Ejercicio, que estudia la forma más eficiente de enriquecer la leche con calcio, con el objetivo de mejorar la densidad ósea, y así poder prevenir dichas enfermedades.

Por otro lado, el ICCC, dirigido por la Dra. Lina Badimon, investiga cómo prevenir las patologías cardiovasculares, mediante el control del colesterol, uno de sus factores de riesgo principales. En concreto, se están estudiando productos lácteos ricos en fitoesteroles para ver cómo actúan para proteger el corazón y el sistema vascular. A partir de este conocimiento se podrá desarrollar una leche que ayude a reducir el colesterol.

SPRIM, grupo global especializado en estrategia, innovación y marketing en salud y bienestar y organizador de las próximas XVI Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, que se celebrarán el 14 y 15 de Marzo en Madrid les invita a asistir a una conferencia sobre los últimos avances en alimentación y patología cardiovascular.

Nutraceútica: nuevas claves para frenar el envejecimiento a través de la alimentación

A través del seguimiento de una alimentación equilibrada los seres humanos podemos obtener las cantidades adecuadas de los distintos nutrientes que nuestro organismo necesita para funcionar correctamente. Sin embargo, las investigaciones en esta materia han ido más allá de esta premisa, desarrollando lo que se conoce como “nutraceútica”, una nueva ciencia que estudia las propiedades biológicas y beneficiosas para la salud de determinados alimentos y sustancias de origen natural.

El objetivo de la investigación en nutraceútica es identificar las virtudes de estas sustancias y aplicarlas en la prevención y tratamiento de patologías como la enfermedad cardiovascular o el cáncer. Además de ello, esta ciencia ha aportado interesantes utilidades en procesos naturales como el envejecimiento o la menopausia. En este aspecto destacan los terpenos (como son los carotenos o los licopenos) y los fenoles (flavonoides: flavonas, isoflavonas y fitosteroles entre otros), ambos con propiedades antioxidantes capaces de ralentizar el envejecimiento celular.

El doctor Gabriel Fiol, jefe del servicio de Ginecología y Obstetricia del Complejo Hospitalario de Torrecárdenas en Almería, subraya los beneficios de algunos de estos componentes naturales, afirmando que “los fitoestrógenos han evidenciado mejorías en los niveles de colesterol con descensos de las lipoproteínas de baja densidad, mejorando así el perfil lipídico”. En cuanto a la utilidad para el tratamiento de los síntomas de la menopausia, el Dr. Fiol señala que  “las isoflavonas poseen una estructura química tal que les permite actuar en los mismos lugares que algunas hormonas femeninas, supliendo en parte el papel de  los estrógenos, cuya disminución durante la menopausia es la causa de la aparición de sofocos, sudoraciones, enfermedades cardiovasculares y osteoporosis”

Para hacer un uso correcto de estas sustancias y beneficiarse sus propiedades, el asesoramiento de los profesionales de la salud es clave. Así, el Dr. Julián Bayón Plaza manifestó en las XV Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, celebradas en Madrid y organizadas por SPRIM, grupo global especializado en estrategia, innovación y marketing en salud y bienestar, y SEDCA, cuáles son los objetivos de la Unidad Antiaging de la Clínica Planas de Barcelona, de la cual es director: “A la hora de recomendar un tipo de alimentación, de ejercicio físico o mental o de suplementos intentamos conocer de la forma más precisa posible cuáles son las necesidades específicas de ese paciente para optimizar su esfuerzo (…) los suplementos se dan en la cantidad necesaria y el y el tiempo necesario, buscando siempre la relación dosis/respuesta más adecuada y haciendo controles periódicos que nos permitan asegurar que vamos en buena dirección”.