La clave de la prevención de enfermedades en siglo XXI está en la nutrición

Entradas etiquetadas como ‘peso corporal’

De la ‘operación bikini’ al aumento de peso en vacaciones

Con la llegada del buen tiempo, pensando en las vacaciones, la población se prepara durante la primavera para perder aquellos kilos que les sobran y poder lucirse en playas y piscinas. Sin embargo, los especialistas en prevención y nutrición de SPRIM, aseguran que tras unos días de vacaciones, la población se olvida de la ‘operación bikini’, llegando a engordar entre 2 y 3 kilos de media.

“La gente pierde un poco la conciencia de que tiene que seguir haciendo una vida sana”, la doctora María Ballesteros, miembro del área de nutrición la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), quien señala que en verano “se pierden los buenos hábitos que se llevan el resto del año”.

El peso que se suele aumentar oscila entre 2 y 3 kilos de media, lo que significa que hay gente que no engordará durante las vacaciones y quien si lo hará pudiendo llegar hasta los 5 kilos. El problema, explica, es que “existe últimamente mucha conciencia de cuidarse justo antes de las vacaciones de verano, pero una vez que ha empezado parece que todo vale, lo que conlleva unos kilos de más. Este peso no se pierde con la misma facilidad que se recupera, además hay que tener en cuenta que al igual que las pérdidas, las ganancias de peso rápidas son muy perjudiciales para el organismo desde el punto de vista de la salud metabólica.

Cuando uno gana muy deprisa, lo que gana es sólo grasa, con lo cual lo que estamos haciendo es empeorar nuestra composición corporal. Es decir, si cogemos 3 kilos en verano y luego los perdemos muy deprisa, metabólicamente reducimos masa corporal con lo que el porcentaje de grasa es mayor, lo que a largo plazo favorece que se gane peso con mayor facilidad.

Anuncios

Dormir bien, una forma más de prevenir el sobrepeso y la obesidad

La falta de sueño conlleva un aumento de todas las hormonas que incitan al apetito y provoca la ingesta de alimentos ricos en grasa y azúcares, lo que repercute en un incremento del peso corporal.

Sin embargo, una sola hora de diferencia en la duración del sueño por sí sola es capaz de poner en marcha mecanismos que ayudan a mantener el peso, según han explicado expertos con motivo del Día de la Persona Obesa.

Esto se debe al parecer, a dos hormonas -leptina y la grelina- relacionadas con el apetito y que se modifican con las horas de sueño. La leptina, inhibe la sensación de hambre, y la grelina, estimula el apetito, explica el presidente de la SEEN, el doctor Javier Salvador.

Así, a menor tiempo de sueño, las concentraciones de leptina disminuyen y aumentan las de grelina, o lo que es igual, cuanto menos dormimos más queremos comer.

El coordinador del Grupo de Trabajo de Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el doctor Albert Lecube, desaconseja dormir menos de 7 horas y afirma que se ha comprobado que aumentar las horas de sueño de 6 o menos hasta 7 u 8 horas, durante un periodo de 6 años, se acompaña de un menor aumento del índice de masa corporal y de una menor acumulación de grasa corporal.

El grupo global especializado en estrategias en innovación y marketing en salud y bienestar de SPRIM, recalca que dormir al menos 8 horas diarias es una más de las actitudes que deben adoptarse para intentar conseguir y mantener un peso adecuado y anima a toda la población a que se conciencie de la importancia de este hecho.