La clave de la prevención de enfermedades en siglo XXI está en la nutrición

Entradas etiquetadas como ‘Sedentarismo’

Ejercicio físico y su impacto en la salud ¿Cuál es la intensidad y la duración adecuada?

ejercicio regular intensidad moderada_salud cardiovascular

No hay duda de que la práctica de ejercicio físico es un factor de prevención para el control de los factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, no existe un consenso específico sobre el tipo de ejercicio y su duración que asegure una prevención significativa. Con el fin de alcanzarlo se realizan numerosos estudios epidemiológicos que determinen qué nivel de actividad se asocia con una menor incidencia o desarrollo de sufrir la enfermedad.

Actualmente, en lo que se refiere a las recomendaciones, se distinguen dos concepciones en cuanto a la cantidad e intensidad de la actividad física. El Colegio Americano de Medicina del Deporte considera que es más importante que la población fomente la calidad de ejercicio. Según esta institución, se debe trabajar para conseguir un “nivel de adaptación óptima o umbral”, mejorando la salud cardiovascular y músculo esquelética. Asimismo, recomienda combinar ejercicio aeróbico de intensidad moderada durante aproximadamente 30 minutos, al menos cinco días a la semana, con ejercicios de fuerza que impliquen a los principales grupos musculares. También se pueden sustituir los 30 minutos por 20 minutos de mayor intensidad al menos tres días a la semana.

Estas recomendaciones basadas en la intensidad no son compartidas por algunos grupos de investigación de Estados Unidos y Reino Unido, como los pertenecientes al Instituto de Investigación sobre la Resistencia Física de Dallas, que consideran importante el gasto calórico obtenido con cada ejercicio. El objetivo mínimo debe ser gastar 150 kilocalorías al día, independientemente de cómo se efectúe este gasto. Este gasto de energía es acumulativo, con lo que a lo largo de la semana y meses se puede conseguir un balance negativo en el equilibrio ingesta-gasto.

SPRIM, grupo global especializado en hábitos de vida saludable, trabaja a través de distintas iniciativas en el fomento de la actividad física en la población española. Existe suficiente evidencia para recomendar la práctica de ejercicio a todas las edades, por sus potenciales beneficios en la salud en general y especialmente, como ayuda indispensable en un programa de pérdida de peso. Respecto a las recomendaciones prácticas, destacan la constancia como factor clave para conseguir los beneficios. El ejercicio de intensidad moderada pero practicado de forma regular consigue mayores resultados que esfuerzos puntuales de intensa actividad. Por eso es muy importante individualizar el tipo de ejercicio a la rutina diaria de cada uno, especialmente con los horarios actuales tan apretados.

En la siguiente tabla se puede consultar el gasto energético que suponen distintas actividades, muchas de ellas presentes en nuestra vida:

Gasto energético por actividades_Ejercicio y salud

 

Anuncios

Si quieres estar ON, cuídate

La adolescencia es una etapa fundamental en el establecimiento de unos hábitos de vida saludable. Durante esta etapa se consolidan los hábitos alimentarios y de estilo de vida. Tener una alimentación completa y equilibrada es fundamental, por ser la etapa de mayor desarrollo corporal y crecimiento. Además es la época de aparición y desarrollo de los trastornos alimenticios, como la anorexia, bulimia o vigorexia. Para poder tratar estas conductas es muy importante detectarlas a tiempo.

A principios de octubre se ha puesto en marcha una nueva campaña por la organización Cruz Roja Juventud, “¿Estás ON?, Come sano y muévete para estar ON”, que se llevará a cabo en 22 provincias españolas hasta el próximo 26 de octubre. El objetivo que se persigue es sensibilizar a la población adolescente de entre 14 y 29 años sobre la importancia de adoptar hábitos de vida saludables de alimentación y de ejercicio físico.

Cruz Roja señala que “según el Informe del Sistema Nacional de Salud, del Ministerio de Sanidad y Política Social, el 19,2 % de la población entre 2 y 17 años registra sobrepeso, lo que equivale a un 18,2 % el porcentaje de las niñas y un 20,2 % entre los niños”. En cuanto a la prevalencia de obesidad el estudio recoge que “el 9,4 % de la población entre 2 y 17 años registra obesidad, un 8,9 % en el caso de las niñas y un 9,8 % entre niños”. Su programa, subvencionado por el Injuve, quiere transmitir el mensaje que “estar ON” significa cuidarse, a través de una alimentación adecuada, y la práctica de ejercicio físico.

Los especialistas en nutrición de SPRIM consideran muy importante fomentar una alimentación equilibrada en esta etapa, pero señalan que los consejos deben adaptarse a sus hábitos de vida sociales particulares. Fomentar la actividad física, a través de actividades al aire libre y la práctica de actividades deportivas ayudan a los adolescentes a evitar el sedentarismo y a alejarse de hábitos nocivos como el consumo de alcohol y tabaco.

Jóvenes comprometidos con la educación nutricional


Desde hace unos años se están llevando a cabo en España numerosas iniciativas en los colegios para promover hábitos de vida saludable. La Fundación Alicia y la Kraft Foods Foundation crearon en el año 2011 un programa innovador con adolescentes de 14 y 15 años llamado Programa Tú y Alicia por la Salud (TAS). En una primera fase se evaluaron los hábitos de alimentación y ejercicio físico de más de 2.500 alumnos pertenecientes a 92 escuelas de distintas Comunidades Autónomas. Los resultados de la investigación revelaron que, tal y como se esperaba, existían deficiencias en el conocimiento de nutrición de los alumnos y en la práctica de deporte.

Cada colegio presentó un programa de trabajo y se seleccionaron los 10 centros con ideas más originales, creativas, dinámicas, sostenibles y con mayor trabajo en equipo. Entre los finalistas hay dos colegios de Castilla la Mancha, dos de Castilla León, tres de Cataluña y uno de Cantabria, Canarias, La Rioja y Galicia. Los alumnos han participado directamente en el diseño y elaboración de estrategias para mejorar sus propios hábitos de alimentación y de actividad física. Según Ricardo Hernández, Director de Asuntos Corporativos de Kraft Foods para España y Portugal, “estamos convencidos de que estas magníficas ideas propuestas por los colegios implicados en el Programa TAS contribuirán a mejorar las costumbres alimenticias y de actividad física de los adolescentes en nuestro país. El hecho de que sean los propios alumnos quienes diseñan las estrategias a seguir es uno de los puntos diferenciadores de este proyecto y se empieza a constatar su eficacia. Enhorabuena a los centros seleccionados, sus acciones servirán como ejemplo e inspiración para muchos jóvenes.”

Para los especialistas en nutrición de SPRIM, los colegios constituyen una plataforma ideal de educación nutricional. El contacto diario con los alumnos permite llevar a cabo esta educación de forma integral, desde la incorporación de charlas con contenido específico de hábitos nutricionales saludables hasta la organización y fomento de deportes en grupo. Además es muy importante que se adquieran unos buenos hábitos en las primeras etapas de la vida, tarea en la que los centros educativos tienen una gran responsabilidad.

España, a la cabeza en obesidad infantil

Los resultados de un estudio pionero revelan una conclusión alarmante: España ha superado ya a Estados Unidos en cuanto a índices de obesidad infantil. En dicho estudio, que viene desarrollándose durante cinco años, más de treinta investigadores y miles de voluntarios con diferentes grados de obesidad y sobrepeso.

Los resultados de la investigación han sido comunicados por los expertos del Congreso Internacional de Programas de Nutrición y Actividad Física para el Tratamiento de la Obesidad (PRONAF), que desde el 15 hasta el 17 de diciembre se reúnen en Madrid con el objetivo de impulsar el desarrollo del conocimiento científico en esta área.

Según publica Europa Press, en palabras de miembros de PRONAF, el estudio “es un rompedor proyecto de I+D que cuenta con los mejores centros de investigación” que cuenta con el aval del Ministerio de Ciencia e Innovación y en el que “se van a analizar las fórmulas más efectivas para terminar con la obesidad, la pandemia de este siglo”.

El calificativo de pandemia no parece exagerado cuando se estima que en 2030 el 37% de los hombres y el 33% de las mujeres españolas serán obesos. Este grave problema de salud pública, que ya representa el 8% del gasto sanitario en España, se extiende de forma preocupante entre la población infantil. Y es que los hábitos de los padres se reflejan en sus hijos, por lo que es importante concienciar y formar en nutrición y prevención tanto a niños como a adultos.

El coordinador del proyecto PRONAF, Pedro J. Benito, da algunas claves para prevenir y tratar la enfermedad: “la combinación de ejercicio aeróbico y cargas en la misma sesión es la mejor manera para perder peso y mantenerse”. Fomentar la actividad física y unos hábitos de alimentación sanos desde la infancia son medidas esenciales para evitar el sobrepeso, tarea en la que tienen un papel fundamental la familia y la escuela.

También con el propósito de compartir los últimos avances en el estudio y el tratamiento de la obesidad, las próximas XVI Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, organizadas por SPRIM, grupo global especializado en estrategia, innovación y marketing en salud y bienestar, contarán con una mesa redonda sobre obesidad y enfermedades relacionadas en que se hablará del Consenso FESNAD-SEEDO.

Los perjuicios de un trabajo sedentario

Un estudio establece que permanecer en un trabajo sedentario puede aumentar a largo plazo el riesgo de algunas enfermedades crónicas.

Los investigadores estudiaron 918 casos y controlaron 1021 personas en el oeste de Australia en el período 2005-2007. Los datos recolectados se referían al estilo de vida, la actividad física y el historial laboral.

En comparación con los participantes que no tienen un trabajo sedentario, los participantes que pasaron 10 años o más en un trabajo sedentario tenían casi el doble de riesgo de sufrir cáncer de colon distal y un 44% más de riesgo de sufrir cáncer de recto.

Esta asociación fue independiente de la actividad física realizada durante el tiempo libre y se observó incluso entre los participantes más activos fuera del trabajo. Por lo tanto, la conclusión a partir de estos resultados es clara y sugieren que a largo plazo el trabajo sedentario puede aumentar el riesgo de cáncer de colon distal y recto.

El grupo de expertos en estrategias de innovación y marketing en salud y bienestar de SPRIM aconsejan a aquellas personas que desarrollan un trabajo del tipo sedentario, es decir, sentados en una silla delante de un ordenador unas 8 horas al día, que intenten comer de forma saludable y practicar buenos hábitos dentro y fuera de la oficina, como no fumar, limitar los excesos, hacer deporte y, sobre todo, optar por una forma de vida relajada y agradable con el fin de prevenir cualquier tipo de dolencia o enfermedad en un futuro.